sábado, 14 de mayo de 2011

Las sendas cambiantes


Allí donde el camino de tierra desaparecía, decidió seguir el rastro del sol entre los pinos. Pero tan pronto lograba alcanzar la ruta que el resplandor señalaba, éste ya había cambiado de lugar y pensó que no eran las nubes sino la brisa que acariciaba los helechos la que transportaba la luz de claro en claro. Cuando ya empezaba a confundir la ansiedad con el cansancio, tropezó con una raíz oculta en el matorral y acabó tendido en el suelo, entre piñas y mechones de agujas. Varios haces de sol barrieron la zona mientras él seguía tumbado, observando el ir y venir de las hormigas. Muchas no llevaban carga alguna. Estas eran las más activas. Una se detuvo frente a su mano: pareció dudar un segundo y sin más se levantó sobre las patas traseras y se le quedó mirando. Para entonces las nubes ya cubrían el cielo por completo. Una lluvia débil intentaba sin éxito posarse sobre los helechos.

19 comentarios:

Ana Manotas Cascos dijo...

Magnifica entrada y es impresionante el blanco y negro.
Un saludo y buen fin de semana.

Luis Gomez dijo...

Hermosisimo texto e imagen Xuan!

elisa gulminelli dijo...

qué luz increíble!

Jan Puerta dijo...

Algunos lugares, modifican su gama cromática cuando quien se acerca puede ver las diferentes tonalidades que hay entre dos colores primarios.
Eres afortunado.
Un abrazo

Remei dijo...

Me encanta estar aquí...todo es belleza, la fotografía, los textos...
Saludos.

ismo dijo...

Fantástico cuento fantástico

tecla dijo...

Cuanta poesía en tus ojos, y en tus manos Xuan.
Un delicia.

Miguel Cobo dijo...

Un viaje en el tiempo a la Era Paleozoica, para encontrarse con esta bella imagen del Carbonífero.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Dan ganas de adentrarse en lo descnocido y que la senda se cierre detrás de nosotros.

Víctor Gatóo. dijo...

Magnifica.
Un saludo.

jg riobò dijo...

Toda senda desaparece pues no son hoyadas por el caminar.

Roberto dijo...

que atmósfera más inquietante -para mí- has conseguido con este buen blanco y negro y el oleaje de los helechos...

josh dijo...

Cada vez que te leo me doy cuenta de cuánto lo echo de menos si no escribes.
En esta entrada paso rápido por la foto, casi con ansia de leerte primero, y me doy cuenta que he hecho bien...después del texto me meto en la foto y paseo, atento a las raices.

Rezervesana dijo...

I am constantly amazed at how beautiful the world is through your pictures!!

Josep Fábrega Agea dijo...

Siempre estamos perdidos en un bosque.

the dear Zé dijo...

mágica

(me quedo con tu narrativa)

abrazo

Sergio E. Pérez del Pulgar S. dijo...

Extraordinario blanco y negro. Insuperable la imagen. Insuperable la palabra.

Babzy dijo...

Beautiful :)

Jose Mª Rada dijo...

Una imagen espectacular!!!!

Mirandola un rato da la impresion de que va a salir un velociraptor entre los helechos... inquietante!!

Saludos