sábado, 12 de febrero de 2011

Fe

21 comentarios:

Ripley dijo...

bueno bueno, aqui me surge una duda y te cuento a ver si coincidimos...una de mis primeras fotos fue como ésta tuya, a una señal en el suelo. aun no habia aprendido ni a ver ni a mirar a través de la cámara sin embargo aquella imagen me llamaba y yo cai en la tentacion. supongo que seran los contrastes, las formas, las texturas...conceptos que aun no tenia en la cabeza de manera consciente pero que de algun modo salieron. por cierto que me gusta tu foto. me parece una grandisima idea esta de un blog para descartes. fuerte abrazo

Ripley dijo...

por cierto que vista así la señal es bien equívoca...¿adonde lo envia a uno? otro abrazo

calata dijo...

hombre pronunciando aquello de abra cadabra, es posible que alguna de las piedras ceda hacia un lado y nos lleve a una nueva estancia.
Fe es lo que no me falta a la hora de venir a este nuevo sitio, seguro de encontrar esas fotos a las que nos tienes acostumbrados, la de la quietud impresionante.

Ya te he añdido en el blog

abrazos

Jan Puerta dijo...

Fe... y abnegación.
Un abrazo

Julia dijo...

El título lo dice todo: Fe.
La fe mueve montañas, en este caso atraviesa muros.
Sabes decir mucho, con muy poco. Menos es más.
Como esa flecha en el suelo, no puedo dejar de seguirte en tu nuevo blog.
Saludos

Miguel Cobo dijo...

Si la fe mueve montañas, por qué no nos va a permitir traspasar el muro de piedra: No hay más que seguir la dirección de la flecha.

Chapeau, Monsieur!

josh dijo...

Fé, tozudez, predicción...sabes que me encantan estas fotos. Pero ésta tuya tiene lecturas que durarían un par de cafés.
Viendo como veo estas cosas, dejemos para otro día hablar de las demás sugerencias y vayamos a esa flecha revelde, cansada del asfalto, curiosa o quizá aburrida en una semidesierta carretera comarcal. Ésa que no puede apartar la mirada de la sugerente piedra, de la montaña que imagino tiene delante...de las mismas sensaciones que podemos tener nosotros cuando superamos el trabajoso sendero que nos lleva a tener una vista donde podríamos estar sentados horas, tardes...
Tú sabrás en qué estaba pensando.

en las nubes dijo...

GENIAL!!!

virgi dijo...

¡¡¡Pues si éstos son tus descartes!!!
Buenísima. Eres un lujazo.
Qué bueno que te hayas montado otro blog, con los ases que tienes, SIEMPRE, en la manga.
Besos, Xuan.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Quizá sea una entrada mágica...

Roberto dijo...

casi me inclino por la entrada mágica, la fe no me ayudo en otros muros...

Ventana indiscreta dijo...

La fe no admite desvíos aunque mueve montañas. Pero yo eso no me lo creo.
Creo que muchas veces la fe lleva a estamparnos.

Ramon Portillo dijo...

Si no se da por hecho que la señal es para vehículos a motor, la fe se esfuma como la niebla matinal ;-)

jg riobò dijo...

Hacia el gozo rocoso, muro donde poder ser acogido.

Ana Manotas Cascos dijo...

Pues para ser foto descartes son muy buenas, me uno a tú blog.
Saludos

Pollo con almendras dijo...

Gran foto.. creo que la fe nos lleva a estar seguros como roca

Mariluz dijo...

Tal vez probando con...¡Ábrete, Sésamo!...No, va a ser que no. Demasiada fe hace falta :)

the dear Zé dijo...

exactamente. metáfora precisa como un reloj suizo. lo digo yo. otros aquí lo piensan de forma distinta, aposta. por supuesto la fe es como unas gafas que te dejan ver exactamente lo que quieres ver... y no la pared que te detiene.

grande foto

abrazo

mj dijo...

La clave esta en esa piedra blanca, seguro que si aprietas ahí pasas al otro lado, igual que en tus Descartes que estaban detrás de las que te parecían mejores. Hay que tener fe el camino no se acaba ahí, siempre se puede ir mas adelante.

Abriles dijo...

la fé es creer en lo improbable... aquí la prueba...

me anoto a este blog...

laisaestapia@gmail.com dijo...



Pues si,"es curioso que lo opuesto a lo bello también tenga lo que se llama "punto".
Estoy convencida.
Gracias por tomarte la molestia de ver y leer mis cosas
Saludos de Maribel.